Hanna Podolská, la «Coco Chanel checa»

Hasta el 20 de enero de 2019, hubo una fantástica exposición sobre el legado de Hanna Podolská, en el Museo de Artes Decorativas de Praga (Republica Checa) a la que tuvimos la inmensa suerte de asistir.

Sus inicios como costurera rasa, cambiaron el 1908 cuando abrió su primer taller (con ayuda de su marido Viktor Podolský) en el que trabajaban tan sólo dos costureras. Adelantada a su tiempo, supo lo importante de la publicidad para expandir un negocio, y tras una gran campaña publicitaria, instaló su taller en el Palacio Lucerna de Praga.

“Comprarse un traje en el Salón Podolská era para ciertas capas de la sociedad checa una cuestión de prestigio”

Al salón solían acudir grandes estrellas del cine, esposas de políticos, empresarios y banqueros, incluyendo a la primera dama de entonces, Hana Benesová. En el salón de Hana Podolská también se cosían vestidos para vestuario de teatro y de cine. En diversas películas checas y alemanas de los años treinta, todavía podemos admirar los elegantes modelos que lucían las estrellas de la gran pantalla.

La casa de moda de Hana Podolská fue sinónimo de éxito y prosperidad hasta el 5 de marzo de 1948, día en que fue nacionalizado por el régimen comunista. Afortunadamente, gracias a la intervención de Marta, la esposa del entonces nuevo presidente comunista, Klement Gottwald, Hana Podolská pudo quedarse en su empresa como empleada.

Os dejamos con una muestra de su obra:

Entradas recientes

Categorías